La ocupación hotelera en Barcelona cae en noviembre un 10%

La ocupación hotelera en Barcelona cae en noviembre un 10%

La inestabilidad política lastra también los ingresos de los hoteles, que caen en un 12%

La inestabilidad política en Cataluña ha provocado una caída del 9% en la ocupación hotelera de Barcelona en el mes de octubre y un 10% en noviembre. Son los datos que arroja el último estudio de la consultora Magma HC y STR, que apunta una caída del 22% en la ocupación de los hoteles los días posteriores a la declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento catalán. La crisis política también ha mermado los ingresos hoteleros en un 12,5% y el precio medio de la habitación del 2,1%.

Uno de los socios directores de Magma HC, Bruno Hallé, ha explicado a EL PAÍS que en los próximos meses será clave la percepción de estabilidad o no que tenga Barcelona en el mercado. Aun así, Barcelona es “un destino tan potente” que esta situación “no lo va a desinflar” y que, pese a que se va a a perder turismo de congresos, los turistas que vienen a pasar unos días vendrán más adelante independientemente de la situación.

Sobre los congresos, Hallé afirma que la principal afectación a nivel hotelero se notará en el primer y segundo trimestre de 2018, con los congresos que han elegido otra ciudad como sede. Además, los hoteles que disponen de grandes salas tienen menos reservas que en el mismo periodo que en 2016. Aun así, Hallé considera que la industria hotelera en Barcelona goza de una salud lo suficientemente buena como para aguantar esta caída, aunque lamenta que se pierda la tendencia alcista que venía produciéndose hasta septiembre.

Hallé ha apostado por “reforzar la marca Barcelona” y ha explicado que el descenso de ingresos y de la ocupación está teniendo más impacto entre los hoteles de lujo, que se centra en los barrios del centro de la ciudad. Además de la inestabilidad política, también ha tenido que ver con el descenso el número de congresos que se celebraron en Barcelona el octubre pasado y que no se han celebrado este año, además de la recuperación de algunos de los destinos turísticos del norte de África.

En el estudio de Magma HC se demuestra que, mientra la ocupación y los ingresos de Barcelona caen, otras ciudades como Madrid, Valencia o Málaga crecen. Sin embargo, Hallé niega que haya ninguna correlación entre el descenso de Barcelona y el crecimiento de las otras ciudades. “No lo sabría decir. No hay datos concretos, puede ser que también crezcan otras ciudades como París o Lisboa”, manifiesta. Con todo, Hallé considera que la “marca Barcelona” tiene la suficiente fuerza como para recuperar al turista individual que visita la ciudad.

La caída en la ocupación no ha afectado únicamente a los hoteles de la capital catalana: los hoteles de la costa también registraron caídas de ocupación (-14,6%), de precio (-2,3%) y de ingresos (-16%) durante el mes de octubre. Este descenso se explica, según Hallé, porque la incertidumbre afecta a todos los segmentos (vacacional y de eventos), ya que se planifican con meses de antelación, lo que significa que la afectación se extenderá también al año 2018.

fuente:

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *